911960044  
     

Mindful eating: Alimentación consciente


Mindful eating: Alimentación consciente

La importancia de comer consciente para disfrutar y aprovechar todos los beneficios de la alimentación.

¿Qué es el mindful eating o alimentación consciente?

 

Seguramente hayas escuchado el termino “mindful eating” pero no sepas muy bien a qué hace referencia y muy posiblemente la expresión “comer consciente” no te transmita nada. Con el término con que quizás sí estés mas familiarizado es con el de “mindfulness” que implica estar presente en cada momento. Pues el mindful eating consiste en aplicar el mindfulness al acto de comer, así de sencillo.

El mindful eating o comer consciente implica estar en el momento presente cuando comemos, sin distracciones, poniendo toda nuestra atención en lo que comemos: los colores los sabores, las texturas…como si fuera la primera vez que comes ese alimento, provocándonos un bienestar consciente.

 

 

Beneficios del mindful eating

Uno de los beneficios principales de comer de manera consciente es que tendemos a comer mas despacio. Al disfrutar cada bocado y no engullir la comida, nuestra digestión mejora (¡no olvidemos que la digestión empieza con la masticación!).

 

Otro de los beneficios, que para mí es además uno de los más importantes,  es que comer despacio observando los colores y atendiendo a los distintos sabores, nos va a permitir detectar las señales de saciedad que nos manda nuestro cuerpo. De esta manera, sabremos cuándo dejar de comer.

 

¿A quién no le ha pasado eso de no darse cuenta de lo mucho que ha comido hasta que toca levantarse de la mesa? Eso ocurre porque al comer de manera atropellada, no damos tiempo a nuestro cuerpo para que asimile lo que acabamos de comer y no puede indicarnos cuándo está lleno. Es como si estuviéramos silenciando a nuestro estómago con más comida.

 

Por poneros un ejemplo, el mismo  plato de lentejas comido de forma consciente o comido de manera “inconsciente” ¡No llena lo mismo!

Entre el resto de beneficios del mindful eating encontraríamos, entre otros, una mejor absorción de nutrientes y una sensación de disfrute con la comida que se está perdiendo.

 

Consejos para iniciarse en el mindful eating

Analizados los beneficios del comer consciente, voy a daros algunos consejos para los que queráis iniciaros en la práctica:

 

  • A la hora de comer, come: Esto parece algo muy obvio, pero por desgracia hoy en día no lo es tanto, y es que ¿qué hacemos cuando comemos además de comer? Mirar el móvil, ver la tele, trabajar, hablar por teléfono, etc. Para disfrutar de los beneficios del comer consciente es necesario que nos liberemos de todas las distracciones y nos centremos sólo en comer. Está demostrado que las personas que ven la televisión mientras comen aumentan de peso (y no digamos más si en la película que estamos viendo, los protagonistas están comiendo, ¡se produce el efecto espejo!).

  • Prepara tus platos como si fueran para un invitado: Ya hemos visto que una parte importante del mindful eating consiste poner interés en los colores y las texturas de los ingredientes de tu plato. Para ello distribuye los elementos en el plato de forma armónica (y a poder ser, ¡con mucho color!) , como si tú fueras tu propio invitado, no tienen que ser recetas complejas, pero no por comer solos comamos “feo”.

  • Intenta comer solo y en silencio: ¿Ahora resulta que no puedo comer acompañado? ¡Por supuesto! Comer acompañado es maravilloso, pero si queremos comer atentos y beneficiarnos al máximo del “comer consciente” lo ideal seria comer solos y en silencio, poniendo todo nuestro foco en lo que comemos, nada más.

  • No des un bocado sin haber terminado con el anterior: Esto es muy habitual, lo hacemos sin darnos cuenta y , si lo pensáis, es el más claro ejemplo de que vamos atropellados. Cuando esto te pase, tómatelo como un aviso y baja el ritmo.

  • No tienes por qué terminar todo lo que haya en el plato: Ya hemos comentado que uno de los beneficios del mindful eating consiste en ser conscientes de cuándo estamos llenos. Si eso pasa, no sigas comiendo, tu cuerpo te está avisando de que no necesita más.

 

Os animo a que tratéis de comer un plato que os guste de forma consciente, identificando los sabores y los colores, como si fuera un plato de un país exótico que probáis por primera vez, la experiencia os enganchará ¡os lo aseguro!

 

Autor: GABRIELA MARTIALAY.             

                      instagram @gabs747