911960044  

Ejercicios de Kegel para el suelo pélvico


Ejercicios de Kegel para el suelo pélvico

Los ejercicios de Kegel ayudan a retener el flujo de orina involuntario y fortalecer los músculos vaginales.

Ejercicios del suelo pélvico (Kegel) para controlar la incontinencia urinaria.

 

El médico Arnorld kegel desarrolló unos ejercicios a mediados del siglo XIX para ayudar a las mujeres con incontinencia urinaria.

Como todos los músculos de nuestro cuerpo, el músculo que forma el suelo pélvico llamado pubococcígeo tiene que ser entrenado.

 

El Dr. Kegel, ideó una serie de ejercicios para retener el flujo de orina involuntario, con estos ejercicios realizados de forma continua, no solo conseguirás tener control sobre la incontinencia también fortalecerás los músculos vaginales después de tener un bebé devolviendo su forma a la vagina después de un nacimiento y en las mujeres postmenopausicas aumentara el flujo de sangre produciendo más liquido lubricante ayudando en la sequedad vaginal, siendo muy importantes en la salud sexual y la maternidad.

 

Los músculos no entrenados se van debilitando con la edad y en concreto el músculo pubococcígeo nos puede jugar malas pasadas por incontinencia urinaria cuando tosemos, estornudamos o nos da un ataque de risa. Este músculo debilitado al estar más relajado reduce la sensación de placer en las relaciones sexuales.

 

Puedes realizar los ejercicos de Kegel en casa.

Para identificar el músculo se puede interrumpir brevemente el chorro urinario para saber que exactamente el músculo a entrenar, pero solo a modo de prueba.

 

CÓMO REALIZAR LOS EJERCICIOS DE KEGEL

 

Se pueden realizar en diferentes posiciones, aunque la más efectiva se realiza con las rodillas dobladas hacia arriba.

 

EJERCICIO 1

 

Presionamos los músculos que identificamos al cortar la orina hacia arriba aguantando 5 segundos mientras respiramos lentamente.

Nos relajamos durante 10 segundos y volvemos a repetir el ejercicio 10 veces.

 

EJERCICIO 2

 

Contraemos y liberamos los músculos lo más rápido posible al menos 2 minutos.

Comenzamos con 5 repeticiones y vamos aumentando las mismas hasta llegar a 15 repeticiones.

 

EJERCICIO 3

 

Es uno de los ejercicios de Kegel que da mejor resultado aunque se necesita un buen nivel de concentración.

Vamos a imaginar que nuestra vagina es como un ascensor y que este está al comienzo de la misma. Tienes que ir tensando canal muscular como si estuvieras subiendo por el canal ese ascensor ficticio. Subes un poco el “ascensor”, lo mantienes 2 segundos y sigues subiendo controlando la respiración repitiendo el ejercicio de 10 a 15 veces.

 

EJERCICIO 4

 

Los músculos del suelo pélvico se pueden dividir en 3, uretra, vagina y ano.

Imaginemos que podemos juntar los 3 músculos como si se trataran de 3 anillos que intentamos juntarlos hacia adelante y hacia atrás repitiendo la serie de 10 a 15 veces.

 

Recuerda que lo importante no es hacer muchas repeticiones si no que las que hagamos las realicemos correctamente. Al principio los ejercicios son un poco incómodos pero pasados unos días será más fáciles e iremos notando mejoría en los problemas de incontinencia urinaria.