911960044  

Comenta tu salud con el médico


Comenta tu salud con el médico

Consulta siempre con el médico para tomar el suplemento alimenticio adecuado en tu caso, te ayudamos.

Desde saber y vida nos tomamos muy en serio el consumo de complementos alimenticos y aunque la mayoría de fabricantes destacan que los suplementos alimenticios naturales no tienen efectos secundarios, hay que tener en cuenta varios factores antes de consumir productos para completar nuestra dieta.

 

Los suplementos alimenticios han sido creados para intentar cubrir las necesidades de nutrientes que, por nuestro estilo de vida y hábitos, no consumimos en cantidad suficiente, mediante la ingesta de alimentos.

Una dieta natural tiene que ser sana y equilibrada, garantizando a nuestro organismo el consumo de vitaminas, sales minerales, ácidos grasos insaturados y nutrientes esenciales en los alimentos.

 

Nuestra calidad de vida en muchas ocasiones se ve alterada por el ritmo frenético de las ciudades, que nos impide llevar un estilo de vida saludable y que supone que no consumamos con nuestra alimentación las vitaminas y minerales que necesitamos.

¿Qué médicos, doctores y profesionales de la salud recomiendan este tipo de productos?

Los suplementos alimenticios no son un sustituto de una dieta equilibrada y según médicos de referencia como el Dr. Jacinto Valverde, Responsable del Servicio de Medicina Interna de un prestigioso Hospital de Madrid, “los productos naturales son complementos a una vida equilibrada y saludable y no sustituyen medicación.” Él y otros doctores veteranos de los medios de comunicación como el Dr. Gutierrez Serantes o el Dr. Tormo, incluso el Dr. Domingo Pérez León, aconsejan tomar determinados productos naturales con el objetivo de evitar o atrasar la llegada de enfermedades, así como para mejorar los síntomas de la mayoría de patologías comunes.

 

¿Todos los productos naturales son buenos para la salud? 

¡Aunque sean productos naturales NO TODO VALE! Por eso y porque cada persona somos un mundo, si uno de estos médicos u otro te ha recomendado un producto concreto y no lo tenemos… ¡PÍDENOSLO! Trabajamos con muchos laboratorios de alta calidad por lo que seguramente te lo podamos conseguir y sino te lo diremos, no intentaremos venderte otra cosa.

En Saber y Vida valoramos mucho la opinión médica así como del resto de profesionales de la salud y no te cambiamos producto ni te proponemos productos alternativos, te damos exactamente lo que quieres y es que lo que quiere nuestro cliente va a misa y ¡la salud es lo primero!

De hecho, si quieres hablar tu caso con alguno de los doctores y profesionales que actualmente pasan consulta en medios de comunicación, como pueda ser el Dr. Valverde, el Dr. Domingo Pérez León, Nuria Lorite, el Dr. Tormo o el Dr. Márquez, llámanos y te ponemos en contacto con ellos de manera totalmente gratuita para que puedas plantearles tus dudas sobre salud así como sobre cualquier complemento alimenticio.  

 

¿Qué dudas puedo plantearle al médico cuando hable con él?

¡Las que tú necesites! No tengas vergüenza, desde un dolor de almorranas que te hace buscar remedios para hemorroides hasta un dolor de tripa por gases, pasando por los resultados de una analíticas. Atienden cientos de consultas que estudian para después recomendar el que, cada uno de ellos, considera el mejor suplemento alimenticio para cada caso. En muchas ocasiones pudiendo dar ayuda y en otras, en las que no encuentran solución en la medicina natural, para aconsejar a que especialista de la salud acudir.

Entre las consultas más comunes que cada día reciben en antena, encontramos los problemas para controlar el colesterol o para mantener niveles adecuados de azúcar, como consecuencia de la diabetes tipo II. Dos problemas que van ligados como otros tantos, al sobrepeso y la obesidad. Es común, escuchar alguna llamada que le dice al doctor “quiero dieta para adelgazar 5 kilos” o “quiero adelgazar, trucos, deme trucos para adelgazar”. Claro que ante alegaciones como esta última, nuestros médicos preferidos, siempre recomiendan paciencia y hacerlo con cabeza, con ayuda pero con constancia y salud.